SECCIÓN SINDICAL DE CNT-AIT EN MRW/CTC

Permanencias todos los 2º sábados del mes de 12:00 a 13:30 en la AAAVV Fleming en calle Doctor García Ortiz nº7 (cerca de la estación de renfe en Coslada)

miércoles, 2 de mayo de 2018

1º de mayo - Trabajar todas para trabajar menos

MANIFESTACIÓN Madrid CNT
1 de mayo de clase, antipatriarcal e internacionalista
12:00 :: Plaza de Oporto / CIE Aluche
Este Primero de Mayo, nada tenemos que celebrar pues el terrorismo empresarial de los llamados accidentes laborales sigue matando o arruinando la vida de miles de obreras precarias, la brecha y la violencia de género siguen creciendo, las cárceles se llenan de supuestos terroristas cuyo único delito es pensar y expresarse de forma distinta a los que mandan. Vivimos en un régimen social basado en el autoritarismo, en el machismo, donde no sólo no se ve la evolución esperada sino que hay espacios en los que apenas se ha avanzado; y en el racismo, que persigue a miles y mantiene presas a centenares simplemente por ser distintos, por ser manteros, por ser migrantes. Las mujeres y hombres del mundo no somos libres, porque no podríamos jamás serlo mientras los CIEs sigan existiendo. Por eso este año hemos cambiado nuestro recorrido para terminar la manifestación en el CIE de Aluche. Esperamos que desde dentro nos oigan y sepan que no nos olvidamos de ellas.
Tras la manifestación iremos al parque de las cruces donde, tras una comida popular, a partir de las 16:30 tendrán lugar varios actos: un recital de poesía combativa, acerca de la migración y el feminismo y de los represaliados por luchar, contra el clasismo y el racismo institucional y contra los CIE's, la ley de extranjería y las deportaciones.
El Primero de Mayo ha podido ser trasformado en un día de fiesta, en un recuerdo, en una rutina, pero las causas que lo motivaron no pueden ser olvidadas: La dignificación de la vida, el no depender del trabajo, la libertad, el tomar parte activa contra los desastres sociales o ecológicos... no pueden pasar a la historia. Es necesario que destruyamos activamente todas las relaciones de poder que en el seno de nuestro entorno están posibilitando este desorden. Es necesario ser solidario por encima de fronteras o diferencias culturales.
TRABAJAR TODAS PARA TRABAJAR MENOS


28 de abril, día de la seguridad y la salud en el trabajo y día internacional en memoria de los trabajadores fallecidos y heridos

Cada año mueren en el mundo 2,3 millones de personas por accidentes o enfermedades laborales. En España, durante 2017 se registraron 618 muertes en accidente laboral. En el periodo comprendido entre enero y febrero de 2018 ya son 103 las personas muertas. Las cifras aumentan cada año.
En estas cifras no están contabilizados los accidentes de personas sin contrato, un elevado porcentaje de personas autónomas, becarias o personas en cuyos países las condiciones laborales son precarias y las empresas no están sujetas a ningún tipo de control.
Muchas multinacionales optan por la descentralización de la producción, instalándose en países donde se pueden ahorrar no solo en salarios, sino también en seguridad laboral y multas por incumplimiento de estas normativas.
Muchas empresas ofrecen sus propios cursos de formación en materia de prevención de riesgos laborales sin que se controle si se han impartido las horas prácticas necesarias. En muchos casos haciendo que los trabajadores firmen la asistencia a cursos que ni si quiera se han impartido.
Las enfermedades profesionales, causantes de la muerte de más de 2 millones de personas en todo el mundo cada año continúan aumentando. En España estas cifras no llegan al 2% de los accidentes laborales, muchas enfermedades no son declaradas enfermedad profesional, con lo que esto supone: que no se tomen medidas preventivas y los trabajadores continúen expuestos a los riesgos que las provocan.
Los trabajadores no somos más que cifras para la patronal, tan solo les preocupan las vidas humanas si les cuestan dinero y de momento estas muertes salen muy baratas.
La mayor parte de las muertes por accidente laboral y enfermedad profesional podrían evitarse. No son muertes, son asesinatos, y no podemos permitir que esto continúe siendo así. Es fundamental dar visibilidad a la necesidad de que las empresas se centren en la prevención de la vida de sus trabajadores y no en su cuenta de beneficios.
Exigimos que se reconozca toda muerte que se produzca en el trabajo como accidente laboral.
Exigimos que las enfermedades provocadas por el acoso y estrés laboral sean consideradas como enfermedad profesional.
Exigimos el fin de la precariedad y de la subcontratación.
Exigimos responsabilidad penal para los empresarios en todos los accidentes laborales.
¡No son accidentes, son asesinatos! ¡El estado y las mutuas son cómplices!

domingo, 4 de marzo de 2018

Manifiesto 8M - Comisión 8M


JUNTAS SOMOS MÁS. Cada 8 de Marzo celebramos la alianza entre mujeres para defender nuestros derechos conquistados. Fue la unión de muchas mujeres en el mundo, la que consiguió grandes victorias para todas nosotras y nos trajo derechos que poseemos hoy. Nos precede una larga genealogía de mujeres activistas, sufragistas  y sindicalistas. Las que trajeron la Segunda República, las que lucharon en la Guerra Civil, las que combatieron al colonialismo y las que fueron parte las luchas anti-imperialistas. Sin embargo, sabemos que aún no es suficiente: queda mucho por hacer y nosotras seguimos luchando.
La sororidad es nuestra arma; es la acción multitudinaria la que nos permite seguir avanzando. La fecha del 8 de marzo es nuestra, internacional y reivindicativa. 
Hoy, 8 de Marzo, las mujeres de todo el mundo estamos convocadas a la HUELGA FEMINISTA.

Nuestra identidad es múltiple, somos diversas. Vivimos en el entorno rural y en el entorno urbano, trabajamos en el ámbito laboral y en el de los cuidados. Somos payas, gitanas, migradas y racializadas. Nuestras edades son todas y nos sabemos lesbianas, trans, bisexuales, inter, queer, hetero… Somos las que no están: somos las asesinadas, somos las presas. Somos TODAS. Juntas hoy paramos el mundo y gritamos: ¡BASTA! ante todas las violencias que nos atraviesan.

¡BASTA! de agresiones, humillaciones, marginaciones o exclusiones. Exigimos que el Pacto de Estado contra las violencias machistas –por lo demás insuficiente– se dote de recursos y medios para el desarrollo de políticas reales y efectivas que ayuden a conseguir una sociedad libre de violencias contra las mujeres y niñas. Denunciamos la represión a quienes encabezan la lucha por los derechos sociales y reproductivos.

¡BASTA! De violencias machistas, cotidianas e invisibilizadas, que vivimos las mujeres sea cual sea nuestra edad y condición. QUEREMOS poder movernos en libertad por todos los espacios y a todas horas. Señalamos y denunciamos la violencia sexual como expresión paradigmática de la apropiación patriarcal de nuestro cuerpo, que afecta de modo aún más marcado a mujeres en situación de vulnerabilidad como mujeres migradas y trabajadoras domésticas. Es urgente que nuestra reivindicación Ni una menos sea una realidad.

¡BASTA! De opresión por nuestras orientaciones e identidades sexuales! Denunciamos la LGTBIfobia social, institucional y laboral que sufrimos muchas de nosotras, como otra forma de violencia machista. Somos mujeres y somos diversas.

¡MUJERES LIBRES, EN TERRITORIOS LIBRES!
Somos las que reproducen la vida. El trabajo doméstico y de cuidados que hacemos las mujeres es imprescindible para el sostenimiento de la vida. Que mayoritariamente sea gratuito o esté devaluado es una trampa en el desarrollo del capitalismo. Hoy, con la huelga de cuidados en la familia y la sociedad, damos visibilidad a un trabajo que nadie quiere reconocer, ya sea en la casa, mal pagado o como economía sumergida. Reivindicamos que el trabajo de cuidados sea reconocido como un bien social de primer orden, y exigimos la redistribución de este tipo de tareas.
Hoy reivindicamos una sociedad libre de opresiones, de explotación y violencias machistas. Llamamos a la rebeldía y a la lucha ante la alianza entre el patriarcado y el capitalismo que nos quiere dóciles, sumisas y calladas.
No aceptamos estar sometidas a peores condiciones laborales, ni cobrar menos que los hombres por el mismo trabajo. Por eso, hoy también hacemos huelga laboral.
Huelga contra los techos de cristal y la precariedad laboral, porque los trabajos a los que logramos acceder están marcados por la temporalidad, la incertidumbre, los bajos salarios y las jornadas parciales no deseadas. Nosotras engrosamos las listas del paro. Muchos de los trabajos que realizamos no poseen garantías o no están regulados. Y cuando algunas de nosotras tenemos mejores trabajos, nos encontramos con que los puestos de mayor salario y responsabilidad están copados por hombres. La empresa privada, la pública, las instituciones y la política son reproductoras de la brecha de género.
¡BASTA! de discriminación salarial por el hecho de ser mujeres, de menosprecio y de acoso sexual en el ámbito laboral.
Denunciamos que ser mujer sea la principal causa de pobreza y que se nos castigue por nuestra diversidad. La precariedad se agrava para muchas de nosotras por tener mayor edad, ser migrada y estar racializadas, por tener diversidad funcional o una imagen alejada de la normatividad. Reivindicamos que nuestra situación laboral nos permita desarrollar un proyecto vital con dignidad y autonomía; y que el empleo se adapte a las necesidades de la vida:  el embarazo o los cuidados no pueden ser objeto de despido ni de marginación laboral, ni deben menoscabar nuestras expectativas personales ni profesionales.
Exigimos también las pensiones que nos hemos ganado. No más pensiones de miseria, que nos obligan a sufrir pobreza en la vejez. Pedimos la cotitularidad de las pensiones y que el tiempo dedicado a tareas de cuidado, o que hemos desarrollado en el campo, sea reconocido en el cálculo de las pensiones al igual que el trabajo laboral y luchamos  por  la ratificación del convenio 189 de la OIT que regula el trabajo doméstico.
Gritamos bien fuerte contra el neoliberalismo salvaje que se impone como pensamiento único a nivel mundial y que destroza nuestro planeta y nuestras vidas. Las mujeres tenemos un papel primordial en la lucha contra del cambio climático y en la preservación de la biodiversidad . Por eso, apostamos decididamente por la soberanía alimentaria de los pueblos. Apoyamos el trabajo de muchas compañeras que ponen en riesgo su vida por defender el territorio y sus cultivos. Exigimos que la defensa de la vida se sitúe en el centro de la economía y de la política.
Exigimos ser protagonistas de nuestras vidas, de nuestra salud y de nuestros cuerpos, sin ningún tipo de presión estética. Nuestros cuerpos no son mercadería ni objeto, y por eso, también hacemos huelga de consumo. ¡Basta ya de ser utilizadas como reclamo!
Exigimos también la despatologización de nuestras vidas, nuestras emociones, nuestras circunstancias: la medicalización responde a intereses de grandes empresas, no a nuestra salud. ¡Basta de considerar nuestros procesos de vida como enfermedades!
La educación es la etapa principal en la que construimos nuestras identidades sexuales y de género y por ello las estudiantes, las maestras, la comunidad educativa y todo el movimiento feminista exigimos nuestro derecho a una educación pública, laica y feminista. Libre de valores heteropatriarcales desde los primeros tramos educativos, en los que las profesoras somos mayoría, hasta la universidad. Reivindicamos también nuestro derecho a una formación afectivo-sexual que nos enseñe en la diversidad, sin miedos, sin complejos, sin reducirnos a meros objetos y que no permita una sola agresión machista ni LGTBIfóbica en las aulas.
Exigimos un avance en la coeducación en todos los ámbitos y espacios de formación y una educación que no relegue nuestra historia a los márgenes de los libros de texto; y en la que  la perspectiva de género se transversal a todas las disciplinas. ¡No somos una excepción, somos una constante que ha sido callada!
 ¡VIVAN LA HUELGA DE CUIDADOS, DE CONSUMO, LABORAL Y EDUCATIVA!
¡VIVA LA HUELGA FEMINISTA!

Ninguna mujer es ilegal. Decimos ¡BASTA! al racismo y la exclusión. Gritamos bien alto: ¡No a las guerras y a la fabricación de material bélico! Las guerras son producto y extensión del patriarcado y del capitalismo para el control de los territorios y de las personas. La consecuencia directa de las guerras son millares de mujeres refugiadas por todo el mundo, mujeres que estamos siendo victimizadas, olvidadas y violentadas. Exigimos la acogida de todas las personas migradas, sea por el motivo que sea. ¡Somos mujeres libres en territorios libres!
Denunciamos los recortes presupuestarios en los sectores que más afectan a las mujeres: el sistema de salud, los servicios sociales y la educación.
Denunciamos la corrupción como un factor agravante de la crisis.
Denunciamos la justicia patriarcal que no nos considera sujetas de pleno derecho.
Denunciamos la grave represión y recortes de derechos que estamos sufriendo.
Exigimos plena igualdad de derechos y condiciones de vida, y la total aceptación de nuestra diversidad.

¡NOS QUEREMOS LIBRES, NOS QUEREMOS VIVAS, FEMINISTAS, COMBATIVAS Y REBELDES!
Hoy, la huelga feminista no se acaba:
¡SEGUIREMOS HASTA CONSEGUIR EL MUNDO QUE QUEREMOS!


En el sigiuente enlace podrás encontrar la guía al derecho a a huelga, elaborado por la CNT-AIT:

lunes, 5 de febrero de 2018

Content@s nos tienen con el engaño que mantienen...

Nos decían que nos externalizarían para “mejorar la competitividad de la empresa, todo por supuesto, dentro del marco legal existente” pero que no nos preocupásemos porque “todo quedaría igual, sólo cambiaría el nombre de nuestro pagador”.

Pasamos, con esas falsas promesas, de ser trabajador@s de MRW Logística a trabajador@s de GrupoUno CTC.

                  Al final ¿sabéis qué? No ha quedado todo igual
ya que much@s de nosotr@s, en la calle estamos
 y otr@s en cesión ilegal, aquí trabajamos.
 Y para tod@s si excepción, sin derechos sociales nos quedamos...

En MRW Logística hemos sufrido un duro golpe por parte de los directivos de la empresa, al negarse a implementar el Convenio de Logística y Paquetería de la Comunidad de Madrid, con las consecuentes mejoras que implicaba. Decimos que hemos sufrido, por todas las mentiras y tropelías que hicieron para engañarnos e imposibilitar que se aplicara el Convenio, impidiendo que la demanda colectiva saliera adelante.

Externalizaron a más de la mitad de la plantilla a GrupoUno CTC Externalización. No contentos con eso, realizaron un ERE a una parte de l@s compañer@s que habían sido externalizad@s. Ese personal despedido estaba trabajando en el mismo almacén que 4 meses después se reabrió con trabajador@s trasladados de plataforma Madrid, con un Convenio diferente al aplicado en MRW Logística. 

Todo esto, como no, con la colaboración del comité representado por CCOO, para dar apariencia de  legalidad a lo que no lo es.

Entenderéis ahora por qué nos sentimos engañad@s y disconformes con esta situación que, por culpa de MRW, GrupoUno CTC y otros…. venimos arrastrando desde hace más de año y medio.

Pero ni así nos cansaremos y nos callaremos. Nos negamos a bajar los brazos y dejar la lucha sindical. Seguimos aquí; no pararemos hasta conseguir nuestros objetivos.

De momento hemos conseguido que el juez nos de la razón al reconocer que tanto MRW como GrupoUno CTC han incurrido en cesión ilegal con la delegada de esta Sección Sindical. Por supuesto, como no, la empresa sigue empecinada en gastar dinero en juicios y maltratar a sus trabajadores/as, al optar por recurrir esta sentencia, condenándonos a eternizar el conflicto, en perjuicio, como siempre, de las trabajadoras.

Pedimos por eso, que hagáis llegar nuestro mensaje a la central del Grupo MRW y a MRW Logística. Estos que tanto exigen de sus trabajadores/as y franquicias y que tanto dinero se gastan en promocionar su “responsabilidad social”, pues que la cumplan, atendiendo nuestras reivindicaciones:


  • Contratación fija y directa de todo el personal.
  • Reubicación del personal afectado por el ERE.
  • Aplicación en MRW Logística del Convenio de Logística y Paquetería publicado en el BOEM de Junio de 2016.
  • Reconocimiento de esta Sección Sindical.



            ¡Boicot a MRW!

¡Estamos explotadas pero no calladas!







lunes, 6 de noviembre de 2017

Probado y sentenciado que MRW ha incurrido en cesión ilegal de trabajadores

Recientemente, desde las Secciones Sindicales de CNT en MRW Logística y GrupoUno CTC, se remitió un comunicado de prensa. Nos informaban en él de la celebración del juicio, el pasado 20 de Octubre, dentro de las acciones emprendidas por este sindicato como consecuencia del conflicto sindical que mantiene contra ambas empresas.
De resultas del citado juicio, queda probado y sentenciado que, tal y como defendíamos, la supuesta externalización o subrogación de trabajadoras y trabajadores desde MRW hacia CTC, encubre, en realidad, una Cesión Ilegal de Trabajadores.
Continuaremos con las acciones sindicales, directas y jurídicas hasta que estas dos empresas tramposas, precarizadoras, mentirosas y que desprecian nuestros derechos más básicos, nos devuelvan lo que nos han robado y asuman nuestra tabla reivindicativa.

Piquetes en Granada contra MRW

El pasado 17 de Octubre la CNT-AIT de Granada realizó una protesta contra MRW en solidaridad con les compañeres de Madrid que están sufriendo un ERE, tras un empeoramiento previo de sus condiciones laborales. Se hizo un piquete con pancarta, megáfono y octavillas en el local de la calle Gran Capitán, y tras informarles del conflicto, comentaron de hablar con la centralita de Madrid, ya que estaban de acuerdo; posteriormente el piquete se trasladó al MRW de Camino de Ronda para seguir la protesta, pero la hora del cierre estaba cerca, condición que no evitó repartir las últimas octavillas.